Clasificación y estructura de las bacterias

La forma de las bacterias es muy variada y, a menudo, una misma especie adopta distintos tipos morfológicos, lo que se conoce como pleomorfismo. Las bacterias presentan una amplia variedad de tamaños y formas. La mayoría presentan un tamaño diez veces menor que el de las células eucariotas, es decir, entre 0,5 y 5 μm. De todas formas, podemos distinguir tres tipos fundamentales de bacterias:

COCO

  Proviene del griego kókkos, lo que se traduce como grano, es de forma esférica. Estas se clasifican en:

-Diplococo: Cocos en grupos de dos.

-Tetracoco: Cocos en grupos de cuatro.

-Estreptococo: Cocos en cadenas.

-Estafilococo: Cocos en agrupaciones irregulares o en racimo.

 cocos

BACILO

 Proviene del latín baculus, lo que significa “varilla”, tienen forma de bastoncillo.

 asasxd

  FORMAS HELICOIDALES

-Vibrio: ligeramente curvados y en forma de coma, judía o cacahuete.

-Espirilo: en forma helicoidal rígida o en forma de tirabuzón.

-Espiroqueta: en forma de tirabuzón (helicoidal flexible)

asas

  • Clasificación según su función

Las bacterias se pueden clasificar también en función de si necesitan oxígeno o no para sobrevivir: las aerobias precisan oxígeno mientras que las anaerobias no. Las bacterias que viven en las grietas hidrotermales son anaerobias. Muchas especies anaerobias producen intoxicaciones alimentarias.

               Autótrofas y heterótrofas

Respecto a la fuente de carbono que utilizan para nutrirse, las bacterias se pueden clasificar en autótrofas y heterótrofas. Las bacterias autótrofas (producen su propio alimento), lo obtienen del dióxido de carbono (CO2). Sin embargo, la mayoría de las bacterias son heterótrofas (no producen su propio alimento) y obtienen el carbono de nutrientes orgánicos como el azúcar.

 

 

  • Estructura de las bacterias

El material genético de las bacterias se encuentra en el citoplasma, formando solo una molécula de ADN circular, que corresponde a su cromosoma. Algunas especias bacterianas tienen además episomas y plasmidios que es ADN extracromosomal, también de forma circular que confieren a la bacteria características específicas, como la resistencia a antibióticos.

Las bacterias no tienen citoesqueleto ni organelos celulares membranosos (no tienen núcleo, mitocondrias, cloroplastos, retículos endoplasmáticos, complejo de golgi ni lisosomas). Por otro lado, poseen una pared celular distintiva, relativamente delgada y rígida, con una composición química muy diferente a la que presentan las paredes celulares de las células vegetales y de los hongos.

El denso citoplasma de una célula bacteriana contiene ribosomas y gránulos de almacenamiento de glicógeno, lípidos o compuestos fosfatados. La enzima necesaria para las actividades metabólicas suelen ubicarse en el citoplasma y las que participan en la respiración celular y la fotosíntesis puede estar adherida a la membrana plasmática o a los pliegues que están presentes hacia el interior de la célula bacteriana (mesosoma).

 

estructura bacteria


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: